Mujeres destacadas en la lucha por la Independencia Nacional

1- Josefa Antonia Pérez de la Paz

Madre de Juan Isidro Pérez, uno de los nueve Trinitarios, doña Chepita fue la primera “Comunicada” de La Trinitaria, organización política que se fundó en su casa de la calle Arzobispo Nouel un 16 de julio de 1838. Al convocar a la primera reunión de la Sociedad Secreta “La Trinitaria”, los conspirados pidieron a doña Chepita, quien vivía frente a la Iglesia del Carmen, prestar su casa para celebrar el encuentro.

2- Juana Saltitopa

Testimonia Brígida Minaya (Mamá Billa): ... Debo decirte también, que en Santiago ella peleó mucho contra los haitianos; en esas peleas Juana echaba para adelante a los hombres que se acobardaban; atendía a los heridos, le pasaba agua a los combatientes para que calmaran su sed y refrescar los cañones, le llevaba pólvora en su delantal o en su pañuelo a los artilleros y les cantaba coplas a los soldados para que siempre estuvieran contentos y valerosos.

3- Concepción Bona

Confeccionó la primera bandera dominicana, la misma que ondeó airosa en el asta del Baluarte la noche del 27 de febrero.

4- Petronila Abreu y Delgado

Consignando en breve nota necrológica que «fue una de aquellas mujeres de espíritu fuerte que la noche del memorable 27 de Febrero contribuyeron a la magna obra de la proclamación de nuestra Independencia». Ciertamente, «del almacén de su hermano político, el prócer Juan Ravelo –agrega el extinguido diario–, ella sacó pólvora y municiones en compañía de su hermana doña Altagracia, y las llevó a su casa, donde las tomaron los patriotas que en el Baluarte del Conde daban después el grito de ¡Independencia o Muerte!

5- María de Jesús Pina

Hermana del prócer restaurador José A. Pina, ella fue ayudante de Concepción Bona en la confección de la bandera. 6- Micaela de Rivera

Según informe firmado por los diputados José María Beras (1857-1916) y Julián Zorrilla (1849-1918), en el cual no solamente se ratifica Junto a su hija fabricaron cartuchos para los soldados que iban a bajar a defender el patrio suelo, sino que también sacrificaron sus prendas y sus haberes para la compra de los primeros buques que debían formar la flotilla nacional, encargada de la defensa de nuestras costas en 1844.

7- Ana Valverde

Respecto a la participación de doña Ana Valverde en favor de la Independencia, nos place reproducir el siguiente testimonio del distinguido literato y febrerista don Félix María Delmonte: «Ana Valverde, a cuya patriótica excitación las matronas y vírgenes de esta ciudad presentaron sus recursos pecuniarios para reparar en lo posible parte de los muros que la guarnecen, y reforzar y levantar algunos de sus baluartes para proteger contra las irrupciones de occidente.

8- María Baltasara de los Reyes

Es la madre del ilustre prócer Juan Alejandro Acosta, cuyos servicios a la causa separatista como marino le valieron el grado de general de marina, como se le llama en algunos despachos militares. En su casa se ocultó Duarte cuando era sañudamente perseguido por los haitianos en julio de 1843.

9- Filomena Gómez de Cova

A doña Filomena Gómez de Cova corresponde la gloria de haber importado de Caracas la blanca flor que sirvió de símbolo duartista en el pecho y en la cabellera de la mujer dominicana y en el ojal y sobre el corazón de los próceres en los días gloriosos de La Trinitaria. Cuando el coronel Machado gritó, en el vértigo de la reacción anti-duartista, ¡Abajo los filorios!, a este grito respondieron «los trinitarios como jamás se ha respondido en una infamia: desde ese día las jóvenes duartistas llevan en sus cabellos una blanca flor: ¡la filoria!». (Emilio Rodríguez Demorizi. Juan Isidro Pérez, el Ilustre Loco, C. T., 1944, p. 85).

10- María Trinidad Sánchez

José María Serra (1819-1888), trinitario y febrerista de los de la primera hora, da testimonio de que María Trinidad Sánchez «en sus propias faldas conducía pólvora» para los patriotas de la noche épica.

Extraído de: Libro de Mujeres de la independencia. Vetilio Alfau Durán

Recuperado de: http://www.educando.edu.do/

Recuperado de: www. google.com